LECTURAS PARA EL 25-11-2010

CGT
Puño en alto mujeres de Iberia
hacia horizontes preñados de luz
por rutas ardientes,
los pies en la tierra
la frente en lo azul.

Afirmando promesas de vida
desafiamos la tradición
modelemos la arcilla caliente
de un mundo que nace del dolor.

¡Qué el pasado se hunda en la nada!
¡Qué nos importa del ayer!
Queremos escribir de nuevo
la palabra MUJER.

Puño en alto mujeres del mundo
hacia horizontes preñados de luz,
por rutas ardientes
adelante, adelante,
de cara a la luz.

Himno de Mujeres Libres
Lucía Sánchez Saornil
Valencia, 1937.

DESIDERIA JIMENEZ

Poema Ella Se Siente… de Alaide Foppa

Ella se siente a veces
como cosa olvidada
en el rincón oscuro de la casa
como fruto devorado adentro
por pájaros rapaces,
como sombra sin rostro y sin peso.
Su presencia es apenas
vibración leve
en el aire inmóvil.
Siente que la traspasan las miradas
y que se vuelve niebla
entre los torpes brazos
que intentan circundarla.
Quisiera ser siquiera
una naranja jugosa
en la mano de un niño
-no coreteza vacía-
una imagen que brilla en el espejo
-no sombra que se esfuma-
y una voz clara
-no pesado silencio-
alguna vez escuchada.

 UGT

Concentración Plaza España, 19,30h. Lectura de Raúl Machín.

Como todos los días pero hoy de forma especial, manifestamos nuestra repulsa contra todo tipo de violencia machista que sigue ejerciéndose con una virulencia letal en todo el mundo, siendo la forma más brutal de discriminación entre mujeres y hombres y violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales.

En nuestro país, el asesinato de mujeres continua siendo la mayor lacra social, por lo que resulta imprescindible reforzar el compromiso permanente del conjunto de la sociedad civil, administraciones e instituciones para combatir un fenómeno de carácter estructural que tiene sus raíces en la desigualdad en las relaciones de poder entre mujeres y hombres.

Su resolución precisa cambios desde la raíz, en valores y comportamientos culturales patriarcales fuertemente arraigados;  por ello la necesidad de un escenario social que promueva desde una perspectiva igualitaria y democrática el respeto a derechos y libertades fundamentales.

………………………………………………………………………………………..

A la que se rebelan, no se callan
las humildes y las mansas;
las que imaginan cosas imposibles,
el derecho a ser felices ;
a las que viven solas, pisoteadas,
las que ya no esperan nada;
a las desamparadas, olvidadas, las que caen y se levantan…

Cuántas vidas humilladas,
cuántas lágrimas calladas.
lo más triste es las tristeza
en el club de las mujeres muertas.

A veces porque miran, porque callan
porque piensan se delatan;
a veces porque cuentan, porque lloran
o porque no entienden nada;
hay quien perdona todo a quien las mata
por un beso, una mirada;
hay quien lo espera todo de quien aman y no pierden la esperanza…

Quemadas, arrastradas por los pelos,
torturadas, devastadas,
violadas legalmente, apuñaladas,
algún juez las mira y pasa.

Dicen que tienen celos y se nublan,
que no saben lo que hicieron
y cuando beben dicen no ser ellos
yo soy yo más este infierno.

El club de las mujeres muertas (Víctor Manuel).

CHA

La igualdad entre mujeres y hombres es un derecho fundamental consagrado en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea y en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. La cohesión económica y social, el crecimiento sostenible y la competitividad, así como las soluciones al desafío demográfico, dependen de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, sin embargo, siguen existiendo obstáculos para esa auténtica igualdad.

En los últimos tiempos, desde las instituciones públicas se reconocen expresamente varios tipos de violencia contra las mujeres: desde la violencia física, sexual, psicológica o espiritual, hasta la violencia económica, entendida como desigualdad en el acceso a los recursos compartidos. Además, las mujeres sufrimos una violencia estructural, sustentada en la existencia de obstáculos firmemente arraigados que se reproducen diariamente en el tejido social como, por ejemplo, las relaciones de poder que generan y legitiman la desigualdad.

Por ello, en estos momentos de crisis del sistema, debemos luchar especialmente contra la violencia que nace de la discriminación, de los estereotipos educativos, de la segregación del mercado laboral, del empleo precario, del trabajo a tiempo parcial involuntario y de la distribución desequilibrada con respecto a los hombres de las responsabilidades de los cuidados familiares. Todo ello, así como una menor oferta de empleo de calidad para las mujeres, afecta a las opciones de vida y a la independencia económica de muchas de nosotras.

Luchamos porque nuestros derechos más básicos son vulnerados día a día:

  1. Luchamos porque las mujeres tenemos derecho a la independencia económica
  2. Luchamos porque las mujeres tenemos derecho a percibir a igual trabajo, igual salario
  3. Luchamos porque las mujeres tenemos derecho a participar en la toma de decisiones
  4. Luchamos porque las mujeres tenemos derecho a la dignidad y a la integridad y porque queda mucho trabajo pendiente:

–         porque miles y miles de mujeres sufren en el mundo la mutilación de sus órganos sexuales;

–         porque miles de mujeres sufren lesiones, vejaciones, amenazas, acoso, miedo;

–         porque todos los años en el Estado español mueren decenas de mujeres a manos de quienes son o han sido sus parejas: este año 64;

–         porque todas las personas debemos sentirnos concernidas por esta lucha a la que, por desgracia, no le vemos el final.

En consecuencia, y por todas estas razones, exigimos el fin de la violencia sexista y exigimos a todos los poderes públicos que nos garanticen a las mujeres y a las niñas el pleno disfrute de nuestros derechos fundamentales reafirmando su compromiso y utilizando todos los instrumentos y recursos disponibles para promover la plena igualdad entre sexos.

ALZA TU VOZ CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

La palabra es una fuerza poderosa.

Construye nuestra realidad y nos permite entender y manejarnos en el mundo.

A las mujeres se nos ha silenciado la palabra, nos han incapacitado para decir, para opinar, para construir con otros…

Pero es momento de que una a una vayamos recuperando la voz, de que tomemos la palabra para reivindicar, para concienciar y para acabar con la violencia que nos ha golpeado y que aún nos sigue golpeando…

¿Es normal que haya     asesinadas por sus parejas en nuestro país solo en este año?

¿es normal que la humillación y el dominio sobre las mujeres cause excitación a muchos hombres?

¿es normal que las mujeres se lesionen los huesos llevando tacones?

¿normal que se rajen el cuerpo para inyectar silicona?

¿es normal que se castiguen el alma por no alcanzar los  modelos prefabricados de los cuerpo-mercancía de la industria del espectáculo?

Hay una violencia profunda y estructural, invisible, que sostiene a la violencia física…

Violencia que quiere determinar social y políticamente lo que una mujer debe ser o hacer por su condición biológica, roles a los que debemos aspirar y satisfacer que se nos imponen diariamente desde los medios de comunicación, las instituciones y por supuesto la familia y la escuela.

Debemos cuestionar estos roles donde la cotidianidad los disfraza de normalidad…

Concebidas como objetos:

Objetos de deseo, objetos de decoración, objetos de uso y abuso, objetos sin voz…
Es hora de levantar la voz

Que se sumen todas las voces como una ola imparable que acabe con el machismo y con su violencia

Tú formas parte de esta ola

¡Alza tu voz!

25N

2010

LA ÚNICA MUJER (Bertalicia Peralta)

La única mujer que puede ser es la que sabe que el sol para su vida empieza ahora

la que no derrama lágrimas sino dardos para sembrar la alambrada de su territorio

la que no comete ruegos la que opina y levanta su cabeza y agita su cuerpo y es tierna sin vergüenzas y dura sin odios

la que desaprende el alfabeto de la sumisión y camina erguida

la que no teme a la soledad porque siempre ha estado sola la que deja pasar los alaridos grotescos de la violencia

y la ejecuta con gracia la que se libera en el amor pleno la que ama

la única mujer que puede ser la única es la que dolorida y limpia decide por sí misma salir de su prehistoria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s