28 SETIEMBRE DIA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

Hoy, 28 de septiembre, Día Internacional por los Derechos Sexuales y Reproductivos, salimos a la calle para exigir su reconocimiento y cumplimiento. La Coordinadora de Organizaciones feministas de Zaragoza reclama la puesta en valor de estos derechos, denuncia las deficiencias y limitaciones con las que nos encontramos y exige su inclusión como derechos constitucionales en el desarrollo del proceso constituyente.

A pesar de que los derechos sexuales y reproductivos han sido reconocidos por diferentes organismos internacionales todavía no tienen el peso que les corresponde y son atropellados cotidianamente en nuestro país y en el resto del mundo.

Los derechos sexuales y reproductivos son parte integral de los derechos humanos y garantizar su disfrute es imprescindible para alcanzar el bienestar físico, mental y social. Por ello es necesario que se respete el derecho de las personas a decidir de forma libre y responsable sobre las cuestiones relacionadas con su propio cuerpo.

Estos derechos son la concreción en el ámbito privado de los derechos humanos que venimos denunciando las feministas desde hace tanto tiempo.

  • Tenemos derecho a la vida y por eso tenemos derecho  a la protección de las mujeres cuyas vidas están en peligro debido al embarazo.
  • Tenemos derecho a la libertad y por eso tenemos derecho a la protección a las mujeres que corren riesgo de mutilación genital, acoso sexual, embarazos forzados, esterilización o aborto impuesto.
  • Tenemos derecho a la igualdad y a estar libre de toda forma de discriminación y por eso tenemos derecho al acceso en igualdad de condiciones a la educación y los servicios relativos a la salud sexual y reproductiva. Así como a la protección contra todas las formas de violencia causadas por razones de raza, color, orientación sexual, sexo, idioma, religión, o cualquier otro estatus.
  • Tenemos derecho a la privacidad y por eso tenemos derecho al carácter privado y confidencial de los servicios de información relativos a la atención de la salud sexual y de la reproducción.
  • Tenemos derecho a la libertad de pensamiento y por eso tenemos derecho a estar libres de la interpretación restrictiva de textos religiosos, creencias, filosofías y costumbres como instrumentos para limitar la libertad de pensamiento en materia de salud sexual y reproductiva.
  • Tenemos derecho a la información y la educación y por eso tenemos derecho a  la información correcta, no sexista y libre de estereotipos en materia de sexualidad y reproducción. Derecho a la información sobre beneficios, riesgos y efectividad de los métodos de regulación de la fertilidad.
  • Tenemos derecho a optar por contraer matrimonio o no, y por eso tenemos derecho a la protección contra los matrimonios sin consentimiento pleno, libre e informado. Derecho a la atención de la salud reproductiva de las personas infértiles, mujeres lesbianas o cuya fertilidad está amenazada por enfermedades de transmisión sexual.
  • Tenemos derecho a decidir tener hijos o no tenerlos, y cuándo tenerlos y por eso tenemos derecho a la protección de la salud reproductiva, la maternidad y el aborto seguros. Derecho de las personas a acceder a la gama más amplia posible de métodos seguros, efectivos y accesibles para la regulación de la fertilidad. Tenemos derecho a decidir y no necesitamos tutelas y por eso exigimos la retirada de la limitación impuesta a las menores de 18 años y la retirada de la IVE del código penal.
  • Tenemos derecho a la atención y a la protección de la salud y por eso tenemos derecho a servicios completos de atención a la salud sexual y reproductiva y queremos que se garantice por el sistema público de salud, incluyendo la IVE en sus servicios.
  • Tenemos derecho a los beneficios del progreso científico y por eso tenemos derecho al acceso a la tecnología de atención a la salud reproductiva disponible, incluida la relacionada con la infertilidad, anticoncepción y aborto.
  • Tenemos derecho a no ser sometidas a torturas y maltrato y por eso tenemos derecho a la protección de las personas contra cualquier tratamiento degradante y violencia en relación con su sexualidad y reproducción, especialmente en tiempos de conflicto armado.
  • Tenemos derecho a la libertad de reunión y a la participación política y por eso tenemos derecho a reunirnos, asociarnos y tratar de influir en los gobiernos para que otorguen prioridad a la salud y derechos de la sexualidad y reproducción

En un momento en el que parece que perdemos derechos a cada paso debemos recordar que los derechos nunca se han regalado sino que se ha peleado en la calle para conseguirlos.

Queremos nombrar algunos datos para evidenciar la horrible realidad que nos rodea y que debemos cambiar:

  • Cada 15 segundos una mujer es agredida y cada 9 minutos es víctima de violencia sexual, según datos de ONU.
  • Las complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto constituyen la mayor causa de muerte para mujeres entre 15 y 19 años en países en vías de desarrollo.
  • 76 países consideran la homosexualidad como un delito
  • Según datos de la ONU en al menos 53 países no es ilegal la violación dentro del matrimonio.

Exigimos a los poderes públicos que se garanticen los derechos sexuales y reproductivos porque no son cuestión de ideología, sino de vida o muerte.

Hoy como ayer estaremos en la calle porque somos las protagonistas de nuestra historia y lo vamos a lograr, porque DECIDIR (JUNTAS) NOS HARÁ LIBRES.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s