PERFOMANCE DEL 25 N DIA INTERNACIONAL CONTRA LAVIOLENCIA MACHISTA

marisa solamarisa y carmengeneralde frente2 gentepancartacooordinadora

 

MANIFIESTO

Hoy 25 de noviembre de 2015, la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza quiere recalcar el mensaje que ya dijimos el 7N:  La violencia machista, es un problema social, requiere el compromiso real de todas las instituciones sociales para acabar con él. Es la principal causa de muerte de las mujeres entre 15 y 44 años en todo el mundo. 

Los asesinatos machistas,  no son sucesos aislados, sino consecuencia de un problema generalizado, llamado “violencia machista”, que busca perpetuar un sistema patriarcal injusto. Necesitamos modificar el imaginario sobre la violencia machista, para poder acabar con ella, reconocernos  cuando la sufrimos y la ejercemos, para poder construir otra sociedad.

Identificamos el golpe y el asesinato, pero no todas las formas de violencias machistas son explícitas. A las mujeres se las coacciona, limita o restringe su libertad y dignidad de forma casi imperceptible, en su día a día. Es lo que se viene llamando micromachismos y los que hacen que la mujer termine, perdiendo su poder personal.

La sociedad, quiere creerse el discurso “ya tenéis la igualdad que queríais”, pero esto oculta el machismo más persistente y latente, que se ha convertido en el más difícil de erradicar, ya que  no lo  identificamos, porque  lo mantenemos normalizado.

Desde la publicidad y los medios de comunicación se sigue discriminando a las mujeres, sometiéndonos a una esclavitud de la imagen,  que perpetua los estereotipos de belleza “10” y los roles tradicionales en relación con el trabajo y las tareas domésticas,  además, de utilizarnos como objeto sexual.  Nos parece normal, la mercantilización del cuerpo de la mujer, como un objeto más de consumo,  la hipersexualización de las niñas, desde edades cada vez más tempranas, la adscripción a unos roles de género que debemos cumplir, el humor sexista basado en creencias y estereotipos que nos señalan como inferiores, el control, justificado por amor, el lenguaje sexista que nos invisibiliza…

¡ Y todo esto es machismo ejerciendo violencia!.

Acabar con el machismo y con su violencia necesita de la educación,  de la propia formación de  docentes, quienes pueden favorecer el cambio de la sociedad, a través del trabajo desde las primeras etapas escolares, y a lo largo de toda la vida.  También, es necesario configurar un currículo no sexista, que supere la histórica invisibilidad de las mujeres,  donde  se enseñe y aprenda a construir la igualdad entre mujeres y hombres, permitiendo detectar, combatir situaciones y conductas que llevan a la violencia contra las mujeres, al mismo tiempo han de fomentarse los cambios cognitivos, emocionales y de actitud, que permitan una convivencia entre todas las personas, regidas por los principios de equidad, justicia social e igualdad.

Acabar con el machismo y con su violencia necesita de los medios de comunicación, actores fundamentales en la visibilización, denuncia y erradicación de esta lacra social.  Lo que cuentan y sobre todo, el cómo lo cuentan, impacta en la sensibilización social, moldean y educan la visión de una realidad.

¡Por eso les exigimos rigor y compromiso.  No morimos, nos matan!

No es un suceso, sino un problema social, un atentado contra el derecho a la vida, dignidad, integridad física y psíquica de las mujeres. Es en definitiva, una cuestión concerniente a los derechos humanos y como tal exigimos que se trate.

Acabar con el machismo y con su violencia necesita de las instituciones públicas, responsables de salvaguardar los derechos de todas las personas.  Por eso, exigimos que legislen y doten de presupuesto acciones para revertir esta situación,  que se modifique la ley integral de violencia de género,  para incluir todas las violencias machistas y que reciban formación específica para eliminar sesgos machistas de sus actuaciones. Después de las horribles noticias de asesinatos de menores para dañar a sus madres, queremos incidir en la responsabilidad de los juzgados. Deben mejorar su formación, tener en cuenta que la violencia machista afecta a todo el entorno, por lo que deben primar la seguridad y protección a nivel físico y psicológico de los menores, sobre los derechos paterno-filiales. ¡Determinante sería revisar como se están otorgando las Custodias compartidas!

Acabar con el machismo y su violencia necesita de la sociedad en su conjunto, pero de los hombres en particular; reconocer las actitudes machistas, es la mejor forma de prevenir la violencia machista.

Además, Hoy toca dirigirnos al maltratador, señalarle con el dedo y afirmar que no hay excusa, que en su mano esta dejar de agredir y no asesinar. Hay que conseguir que la violencia machista deje de ser un problema de los hombres que sufrimos las mujeres

Para terminar: Queremos agradecer a las personas y organizaciones que han  trabajado en empoderar a las mujeres, para que salieran de su situación de maltrato y concienciar a la ciudadanía, para que fuéramos conscientes de las actitudes machistas, que son la base de la violencia.

Acabar con el machismo y su violencia requiere que cada vez seamos más. Por eso, nos reconocemos en la marcha mundial de mujeres que trabajan en solidaridad, construyendo redes  para visibilizar las alternativas de vida y de resistencia al capitalismo y a la realidad patriarcal. Mujeres, que alzan su voz para afirmar alto y claro que un mundo mejor es posible.

¡Hoy como ayer, seguiremos de pie afirmando que no morimos, nos matan y que acabar con la violencia machista es una cuestión de Estado!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s