Noticia periodico del campamento de mujeres por la paz


Acudirán más de cien mujeres

Acampada femenina por la paz en el Parque del Tío Jorge

 

Durante toda esta semana, y hasta el domingo próximo, el Parque del Tío Jorge se conver­tirá en una versión zaragozana deGreenham Common. Igual que allí, acamparán mujeres pacifistas, tanto de Zaragoza como de otos puntos de Espa­rta, en señal de protesta contra el armamentismo y la guerra en general. En  este caso en concre­to, es una protesta contra unas maniobras que va a realizar la OTAN a final de este mes, aun­que casualmente han coincidi­do asimismo con las maniobras que en estos momentos está realizando la División Acora­zada, sin olvidar la belicosa contienda del Actur.

Se ha levantado un campa­mento para cien personas y el material ha sido prestado por  La Asociación de Vecinos del Picarral.

Durante toda la semana en el campamento de mujeres se celebrarán un buen número de actividades, que ya se iniciaron ayer, sábado, hacia las siete de la tarde, con una tertulia en la que diversas mujeres asistentes explicaron las razones de por qué se decidieron a realizar la acampada.

Las actividades se prolonga­ran mañana, tarde y noche. Por las mañanas, diversos talleres, como máscaras y disfraces, ex­presión corporal, dibujo y pintura, radio libre, cerámica, en­tre otros

Por la tarde, los actos se ini­ciarán a partir de las cuatro y media, hora en que se llevaran

A cabo una serie de tertulias so­bre movimientos pacifistas, la mujer y la cultura popular, lec­tura de poemas, el consumo («La mujer, instrumento y ob­jeto de dominación económi­ca») y la mujer y la violencia.

A partir de las siete y media de la tarde comenzarán los de­bates. El primero fue precisa mente el de ayer, «Por qué es­tamos aquí», y seguirán otros bajo lemas como «El juguete bélico sexista», «Maniobras OTAN, preparación para la guerra» y otros.

Por la noche, junto a la mú­sica y a los fuegos de campa­mento. continuaran los deba­tes. Durante la semana habrá diversos servicios, desde comi­das, hasta bibliotecas, bar y botiquín.

 

 

 

 

 

EL CAMPAMENTO DE MUJERES POR LA PAZ

Una acción del pacifismo feminista en Zaragoza

Carmen Magallón Portolés


Al pensar en el Campamento de Mujeres por la Paz la pri­mera palabra que me viene a la mente es entusiasmo. Teníamos un entusiasmo contagioso. De este modo se explica que en aquellos días de finales de septiembre de 1984, en apenas un par de semanas fuéramos capaces de organizar un campamento que revolucionó la ciudad y atrajo a mujeres de todo el país.

En el verano de ese mismo año había participado en la Convención por una Europa desnuclearizada que tuvo lugar en Perugia, Italia. Era mi segunda convención, pues el año anterior también había viajado a Berlín con el mismo motivo, lo que me dio ocasión de participar en una de las grandes y míticas cadenas humanas contra los euro- misiles que se desplegaron por aquellos días en todas las capitales europeas. Allí conocí a Petra Kelly, me alojé en una de las casas ocupadas de Kreuzberg y descubrí por primera vez las acciones simbólicas que protagonizaban las mujeres en su lucha contra la guerra nuclear. El entu­siasmo que traje venía de la efervescencia de aquel movi­miento que arrastraba a miles de personas, de la radicalidad y la determinación de los jóvenes alemanes de ambos sexos en Berlín, de la gran marcha de Perugia a Asís al año siguiente, de la horizontalidad y las acciones noviolentas de las Mujeres de Greenham Common, que desde hacía un tiempo estaban acampadas delante de una base que albergaba algunas de las cabezas nuclea­res pendientes de instalar.

Fueron las mujeres del Campamento de Greenham las que hicieron el llamamiento para ese mes de septiem­bre: «que diez millones de mujeres salgan de su casa del 20 al 30 de septiembre a manifestarse contra los prepa­rativos de la guerra». Se trataba de un posible ataque nucle­ar que iba a agudizarse si seguía la escalada del rearme y la amenaza.

Continue reading “EL CAMPAMENTO DE MUJERES POR LA PAZ”